LOS DIAMANTES

Publicado en3 meses hace
Favorito0
LOS DIAMANTES

Cómo elegir el diamante perfecto

 

El diamante es un mineral natural, el más duro (resistencia a la rayadura) de la Tierra. Para poder pulir o tallar un diamante se tiene que utilizar otro diamante, y mantienen muy bien su pulido. Los cuatro criterios de calidad más conocidos para valorar un diamante son las llamadas popularmente “4C”, siglas en inglés de Carat (Peso), Colour (Color), Clarity (Pureza) y Cut (Talla o Corte).

Los diamantes están presentes en los momentos más importantes de nuestras vidas. Cada diamante es un mundo y único por sus características y precisamente por la interesante combinación entre sus cuatro variables abaladas por el principal organismo de certificación de diamante IGA (Instituto Gemológico Americano) internacionalmente se acepta para certificar el código y valor del mismo las cuatro variables.

El corte o talla  es lo que permite que  la luz se refleje y refracte de manera óptima, consiguiendo que el diamante sea una caja de luz. Estas son las principales tallas. Si veis la redonda se denomina brillante porque es la que tiene más facetas consiguiendo un brillo superior. Consideramos una talla de calidad muy buena cuando guarda proporciones respecto al brillante ideal. Buena cuando se aleja más de un 5 %. Media cuando la desviación es del 10 % y deficiente cuando es asimétrica.

Claridad con ello se mide la pureza de la piedra. Cuántas y dónde se encuentran las manchas e impurezas, tanto en su interior como en su superficie. Son las huellas dactilares que la naturaleza deja en el diamante y ayudan a los expertos a distinguirlos de los sintéticos e imitaciones con la lupa de 10 aumentos que tiene el experto. Hoy existen tratados, dentro de los quilatajes pequeños, donde se han bombardeado las impurezas para abaratar su coste.

El color. El espectro e color de diamante abarca desde el amarillo-marrón al incoloro, el más escaso y también más valioso. Algunos tiene un color excepcional como verde, rojo, azul, rosa…son los diamantes de fantasía y más caros que los blancos. El color del diamante está graduado en una escala que empieza en la letra D y va bajando cuanto más color tenga la piedra. 

El peso. Se expresa en quilates,(0.20 gr) como curiosidad coincide justo con el peso de las semillas del algarrobo y cada quilate se divide en 100 puntos, por lo que un diamante 25 puntos  describe uno de 0.25 quilates. Saber que los quilates no determinan el valor siendo una característica más influida por las cuatro variables.

Actualmente podríamos hablar de una quinta característica que imprime “Carácter” al diamante que le puede dar vida o apagar. Son las proporciones adecuadas en la talla y el pulido de las facetas. 

Ahora ya somos todos unos expertos en diamantes...Sólo nos queda hacernos con uno.

Un saludo.

Pilar Monreal.

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse